Yellen le toma juramento a Fischer como nuevo Vicepresidente de la Reserva Federal

En una escena que bien podría sacarse directamente de los Protocolos de los Sabios de Sión, una judía sionista y supremacista, Yanet Yellen, le toma juramento a Stanley Fischer, otro sionista (además de ciudadano israelí y ex gobernador del Banco de Israel), como nuevo Vicepresidente de la Reserva Federal. La ceremonia tuvo lugar en la sede del Banco Central, establecida en Washington DC. Que es, al mismo tiempo, sede de otras Instituciones hermanas (e igualmente judías), el World Bank (banco mundial) y el FMI.

El Protocolo número 20 describe muy bien los métodos criminales y pérfidos que han llevado a los judíos a monopolizar el Sistema financiero. Que es, básicamente, de inspiración judía.

Las crisis económicas entre los Gentiles han sido promovidas por nosotros con el único fin de retirar moneda de la circulación. Capitales enormes quedaron estancados, sustrayendo dinero de los Estados, que para obtener liquidez se veían obligados a solicitar préstamos a este mismo capital estancado. Estos préstamos gravan las finanzas de las naciones al pago de intereses, convirtiéndose así en esclavos de este capital. 

Tened presente que el extracto anterior fue escrito a finales del SXIX. La traducción al español de Biblioteca Pleyades no es la mejor, así que la he retocado para facilitar su comprensión.

Fischer, además de ciudadano israelí, fue Gobernador del Banco de Israel de 2005 a 2013. La mejor forma de investigar a la Élite es poniendo especial atención al historial de personajes como Fischer. El cual revela, sin lugar a dudas, el carácter internacional de la Banca judía.

Fischer nació en una familia judía en Mazabuka, Rodesia del Norte (actualmente Zambia).

Cuando tenía 13 años, su familia se mudó a Rodesia del Sur (ahora Zimbaue), donde comenzó a militar en el movimiento juvenil sionista Habonim Dror.

En 1960 visitó Israel dentro de un programa de invierno para líderes juveniles, y estudió hebreo en el kibutz Ma’agan Michael. Consiguió la nacionalidad estadounidense en 1976.

Desde enero de 1988 a agosto de 1990 fue vicepresidente de Economía para el Desarrollo y Economista Jefe del Banco Mundial. Luego se convirtió en el Primer Subdirector Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) entre 1994 y 2001.

 

G30-logo.PNG

A finales de 2001, Fischer se incorporó al influyente Think Tank (“tanque de ideas” o “laboratorio de ideas”, son los encargados de adoctrinar a la masa en las ideas que más convienen a los objetivos políticos del Régimen) Grupo de los 30 (o G30), un poderoso organismo asesor financiero con sede en Washington DC.

Citi.svg

Tras abandonar el FMI, sirvió como vicepresidente del banco Citigroup (franquicia Rockefeller, sede en Jew York), presidente de Citigroup International, y responsable del Public Sector Client Group. Trabajó en Citigroup desde febrero 2002 hasta abril 2005.

Fischer fue nombrado Gobernador del Banco de Israel en enero de 2005 por el gabinete israelí, después de la recomendación del primer ministro (y terrorista) Ariel Sharon y el ministro de economía, Benjamin Netanyahu. Es de suponer que las relaciones del actual primer ministro de Israel son más que “excelentes” con el vicepresidente de la institución encargada de dirigir la economía de la primera potencia mundial.

Fischer se convirtió en ciudadano israelí sin tener que renunciar a la nacionalidad estadounidense, a pesar de ser uno de los requisitos para ocupar el cargo.

Anteriormente trabajó como asesor financiero del Gobierno estadounidense en Israel durante el programa de estabilización económica de 1985. Lo que explica su posterior nombramiento como Gobernador del Banco del paraíso del crimen organizado judío.

 

En junio de 2011, Fischer se presentó como candidato a la presidencia del FMI y reemplazar al judío Dominique Strauss-Kahn (Cohen), pero fue excluido por ser mayor de 65 años (tenía 67). Si tenemos en cuenta la ridícula campaña desquiciante de difamación a Strauss-Kahn (especialidad judía), es evidente que no hizo muy bien su trabajo. Y también nos revela el monopolio judío de los medios de información.

Protocolo nº 2o

Todo préstamo denota la debilidad del Estado y la incomprensión de sus derechos. Los préstamos penden como la espada de Damocles sobre la cabeza de los Gobiernos, que en lugar de tomar lo necesario de entre sus propios súbditos con un impuesto provisional, acuden como mendigos con la mano extendida a implorar limosna a nuestros banqueros.

Mientras que los protocolos son una clara alegoría, un recurso literario escrito de tal forma que se presenta una verdad muy real (1984, Un Mundo Feliz, Fahrenheit 451…), el poder predictivo subyacente de los Protocolos a este respecto se ha visto reforzado con el nombramiento de Fischer en una institución que constituye el núcleo de las decisiones de política monetaria en EE.UU. (y no sólo en EEUU).

Analizando el historial de Stanley Fischer, hemos aprendido que el World Bank, el FMI y la Reserva Federal son instituciones hermanas (todas con sede en Washington DC) dirigidas por judíos.

Sí, la tribu parásita dirige la primera potencia mundial, y eso incluye a su ejército, por no hablar de la CIA, la NSA, el FBI, y demás franquicias. No, no es una conspiración. Es irrefutable. Gracias, Fischer. 

 

Deja un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s